PrincipalesProductos

¿Culpable por no poder soltar a tu perro de la correa?

Historia y Fotos Contribución de la Embajadora de Ruffwear Laura Patton

En un mundo ideal, todos dejaríamos que nuestros perros corrieran libres. En la playa, a través del bosque, subiendo una montaña y alrededor del desierto, nuestros perros exploran con la lengua de fuera y meneando la cola, al final del día se acostarán, cansados y contentos. Pero para muchos de nosotros, la idea de dejar a nuestro perro sin correa no evoca estas imágenes felices, sino que por el contrario, infunde miedo y ansiedad en nuestros corazones. Por una infinidad de razones, muchos de nosotros no podemos dejar que nuestros perros paseen sin la correa.  Ya sea por re-actividad, agresividad, lesión, falta de memoria, o simplemente porque los lugares que exploras no lo permiten, algunos perros pasan todas sus aventuras conectados a la correa y no tiene nada de malo. Tu perro puede llevar una vida plena y hacer mucho ejercicio, incluso con correa, y no dejes que nadie te diga lo contrario.

Pero para muchos de nosotros, la idea de dejar a nuestro perro sin correa no evoca estas imágenes felices, sino que por el contrario, infunde miedo y ansiedad en nuestros corazones.

img_5067

En nuestra familia, dos de nuestros tres perros tienen que pasar parte de sus paseos y aventuras con correa. Con Colt, es porque su ADN le dice que si encuentra un aroma interesante lo rastree de inmediato y luego su mismo ADN le dice que vaya y rastree sin tener en cuenta lo que le ordenen sus humanos. Cuando estamos cerca de las carreteras, o menos dispuestos a atravesar el campo en busca de él, tenemos que mantener a Colt con una correa para mantenerlo cerca. Por otra parte Star tiene que tener correa por su reactividad a los perros. Las reuniones con otros perros, sin correa, rara vez van bien, así que cada vez que existe la posibilidad de que nos encontremos con otro perro, Star está atado a la correa.

¿Tienes un perro al que tienes que pasear con correa? ¿Alguna vez te cuesta sentir que nunca se cansan cuando no pueden correr libres? ¿Te preocupa que se aburran al pasear con correa? ¿Te sientes culpable por pasear a tu perro con correa? No estás solo! Sigue leyendo para ver algunos consejos que he descubierto a lo largo de los años, aventurándome a pasear a mis perros con correa.

Ejercicio

A veces parece que tu perro nunca se cansará si no lo sueltas y lo dejas correr hasta que se agote. Ese no es el caso! Hay muchas maneras de hacer que tu perro se divierta y canse mientras lo mantienes seguro. Estos son algunos de mis métodos favoritos:

Paseos en bicicleta:

Andar en bicicleta con tu perro es una manera fabulosa de dejar que corra más rápido sin soltarlo de la correa. El ciclismo es una forma fantástica de ver el mundo con tu perro. Si están recorriendo muchos kilometros al día, necesitarán un remolque para que puedas subir a tu perro cuando esté cansado. Llevamos a Titán y a Star en un tour de 400 kilometros en bicicleta por la carretera, se divirtieron mucho, se comportaron muy bien y se cansaron cada noche a pesar de siempre estar con correa

Bike-joring:

Esta es nuestra nueva forma favorita de correr con Colt. Todavía es nuevo en la familia y trabaja en su caminar con correa – en otras palabras, le encanta estirar de la correa. Hemos comenzado a utilizar ese impetu de estirar a nuestro favor y que nos remolque en nuestra bicicleta. Le encanta y es una gran manera de que se ejercite!

Senderismo de larga distancia:

Si no puedes ir más rápido, ¡Ve más lejos! Después de que Star se recuperó de su rodilla, caminamos un sendero de 280 km. La mantuve con correa durante toda la caminata para evitar que caminara kilometros extras corriendo de un lado a otro por el sendero. Las largas distancias la cansaron a pesar de que iba caminando a mi ritmo.

img_1646-1

Darle un trabajo:

Otra forma de ayudarle a cansarlo es darle un trabajo a tu perro en las caminatas, esto se logra con el uso de una alforja especial para perros para hacer más ejercicio y cargue con los esenciales. O bien, use la correa Roamer® para que tenga un poco mas de alcance en su caminata.

DSC_3435

Culpa

Por último, pero no por ello menos importante, quiero referirme a la culpa que sentimos algunos de nosotros, humanos, por no poder soltar a nuestros perros de la correa. Estamos constantemente rodeados de perros felices en nuestros medio que pueden correr libres y aunque todos queremos eso para nuestro perro, es importante reconocer el carácter de tu perro mejor que nadie y que las decisiones que tomes para tu peludo son las mejores. Cuando te sientas tentado a soltar la correa pero tengas una sensación incómoda al respecto, o cuando tu perro te diga: “Dejame suelto, todo estará bien”, repite este mantra para ti mismo: “Tener a mi perro con correa es mejor para los dos.”

Tal vez estás entrenándole para poder soltar a tu perro de la correa, o tal vez tu perro siempre va a tener que usar correa. En cualquier caso, tu perro está feliz de estar explorando contigo de paseo, y eso es lo que importa al final del día, así que no te sientas culpable y disfruta los paseos con correa ya que a tu perro le encanta.

No puedo escribir esto sin decir que si tu perro ha ganado la confianza para pasear sin correa, por favor recuerda que si ves un perro atado, por favor llama a tu perro, ponle la correa y pregúntale a su humano si está bien acercar a tu perro con el suyo para que jueguen antes de soltarlo de nuevo.

img_9101

Ver Más

Déjanos un Comentario

Back to top button
A %d blogueros les gusta esto: